1853

Por iniciativa de Francisco Javier Ovalle, un hombre energético e innovador, se da comienzo a la construcción del tranque de Catapilco. Todos los trabajadores de Catapilco y Longotoma, con bueyes, carretas, mulas y yeguas, se embarcaron en esta empresa tremendamente ambiciosa.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado